Publicado: 22 de Febrero de 2017

El chitosán, es una fibra que se extrae del esqueleto de los crustáceos y que tiene la capacidad de atrapar la grasa en el interior del tubo digestivo para que no sea absorbida por el cuerpo.

Estudios realizados en europa demuestran que la ingesta de este exoesqueleto, asociado a una dieta saludable, estimula la pérdida de peso.

Nos ayuda con el control de peso. Absorbe 8 veces su peso en grasa. Reduce el colesterol y triglicéridos. Protege el hígado. Ayuda en la diabetes. Controla el nivel de hemoglobina y urea.

Para que el chitosan tenga un buen resultado es importante acompañarlo de una dieta baja en carbohidratos (pastas, harinas, papas, etc.), también es necesario tomar mucho líquido para facilitar la eliminación de las grasas.

Existen muchas personas que complementan el chitosan con productos ricos en ácidos esenciales (omega3) pero es importante destacar que el chitosan anula los efectos de estos ácidos e impiden que sean asimilados por el organismo.

Si queremos complementar el chitosán en un proceso de adelgazamiento entonces podemos buscar algún suplemento que cumpla la función de inhibidor del apetito (Alga Spirulina ó Alga Fucus) o bien elegir un suplemento que acelere el proceso metabólico como el te rojo Té rojo pu-erh, o el marrubio.

Haz tu reserva en el 91 007 10 46
SSP Estética Centro de Estética de las Tablas