Los beneficios que proporciona el consumo de plátanos son realmente interminables.

El plátano es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio.

Sus valores nutricionales

Un plátano de unos 100 gramos contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa. También contiene 3 gramos de fibra.

A pesar de que el plátano es una fruta, sus valores nutricionales hacen que pertenezca a la categoría de las féculas y por ese motivo no se recomienda consumirlas por la noche, ya que entonces sí que diríamos que engordan.

Consumir plátanos habitualmente aporta las siguientes propiedades beneficiosas a nuestro organismo:

1- Acidez. Los plátanos son un antiácido natural.

2- Presión de la sangre. Los plátanos son fantásticos para tu corazón. Son bajos en sodio, muy ricos en potasio.

3- Energía. Repletos de vitaminas y minerales, los plátanos nos proporcionan el combustible perfecto antes de realizar cualquier tarea física. Su alto contenido en potasio ayudará a prevenir además los calambres musculares.

4- Anemia. La anemia hace referencia a aquella condición del cuerpo en la que se experimentan bajos niveles de glóbulos rojos en la sangre. El hierro que contienen los plátanos incrementa la producción de estos glóbulos y nos ayudará a mantenerlos en unos niveles saludables.

5- Úlceras. Los plátanos son unas de las pocas frutas que son totalmente seguras de comer cuando se sufre úlceras en el estómago.

6- Depresión. Los plátanos contienen triptófano, un aminoácido que nuestros cuerpos terminan convirtiendo en serotonina. Normalmente asociamos el triptófano con sensación de sueño, pero se ha demostrado que cuando se convierte en serotonina ayuda a la relajación de las personas.

7- Estreñimiento. Su contenido en fibra es altísimo y seguro que te ayudará a regular tu tránsito intestinal cuando lo necesites.

8- Estrés. Se ha demostrado que la vitamina B encontrada en los plátanos ayuda a calmar nuestro sistema nervioso.

9- Refrescantes. Los plátanos con capaces de bajar la temperatura corporal.

El color marrón que se puede observar en la piel de los plátanos se debe a los niveles de TNF que contienen. El TNF o Factor de Necrosis Tumoral es una proteína que ayuda a detectar y eliminar el crecimiento anormal de las células del cuerpo humano. Esencialmente, esta proteína ayuda a que nuestro sistema inmunológico actúe directamente en las células que experimentan alguna inflamación o infección. Aunque el consumo de plátanos no es ninguna cura del cáncer, se ha demostrado que ayudan a disminuir el crecimiento de los tumores, además de ayudar a nuestro sistema inmunológico de otras muchas formas.

Pese a ello, se recomienda no comer más de uno al día, precisamente por tener unos valores nutricionales tan completos y debe consumirse preferentemente por la mañana, por su aporte energético

El plátano no solo podemos consumirlo directamente si no que admite múltiples preparaciones muy atractivas, podemos machacarlo y añadir cacao para obtener una crema de cacao muy saludable, asarlo con canela, añadirlo a la hora de cocinar bizcochos, nos permite usar menos azúcar, congelarlo y después triturarlo con un yogur.

Por lo tanto, no tienes excusa para utilizar este alimento que te aporta tantos beneficios.

 Fuentes:          wimp

                        mejorconsalud