Una ampolla es una concentración de líquido seroso en la epidermis en forma de elevación de forma redondeada u ovoide. Las ampollas se curan espontáneamente y no deben hacerse estallar.

Tratar una ampolla con aloe vera

El aloe vera ha sido usado como remedio natural durante siglos.

Coge 20 gramos del gel de aloe vera. Es la pasta traslúcida que hay en el centro de la planta. Una vez obtenida, aplícala en las rozaduras y ampollas. Por último, cubre esta zona con una gasa y permite que actúe toda la noche.

  • Lograrás calmar el dolor y el escozor.
  • Cicatrizará antes la herida.
  • Las ampollas se secarán antes y dejarán de molestarte al día siguiente.



Publicado: 11 de Noviembre de 2016