Publicado: 11 de Febrero de 2016

Pronto será San Valentín y a nuestro alrededor se nos muestran corazones por todas partes, hoy vamos a contaros la importancia del corazón en la medicina  tradicional china (MTC)

 El corazón, es el que regula la circulación de la sangre. Es el que impulsa la sangre para que circule correctamente, mandando oxígeno y elementos nutritivos al resto del cuerpo.

Según la MTC el corazón es el Gran Emperador o Rey.

 El elemento Fuego es luz y calor. La función que tiene en nuestro cuerpo es mantener el calor, pero también dar calidez a los que nos rodean. Nos produce entusiasmo, vitalidad y energía.

El elemento Fuego se relaciona con la energía de la creatividad, de la intuición y del movimiento; es la acción que nos hace llevar a cabo las decisiones y las ideas que nos crea en elemento Madera (Hígado). El fuego es el sol, la calidez, la vitalidad. En resumen nos hace que las ideas nuevas y el cambio lleguen hasta el final.
El elemento Fuego controla el corazón y el intestino pero además tiene dos órganos más: el pericardio, el pericardio tiene una función física es la membrana exterior, la envoltura del Corazón, y es aquella zona por donde pasan todos los vasos que alimentan al Corazón, es aquel que nutre al Corazón, es aquel que protege, y el Maestro de corazón o Triple calentador, relaciona y comunica todos los órganos del cuerpo y sus funciones. Regula el metabolismo de los líquidos. Intercomunica los llamados “tres fogones” (pecho, abdomen superior e inferior). Protege al cuerpo físicamente a través de la circulación periférica y el sistema linfático. Nos protege emocionalmente regulando nuestra vida social.

 Las dos funciones importantes del corazón son:

 La circulación y el calor, produciendo armonía en el cuerpo.

El corazón controla  la mente, el espíritu y el pensamiento.

Su órgano sensorial es la lengua, viendo la lengua podemos saber como andamos de salud. La lengua tiene que tener un color rosado y estar húmeda. Cuando el color es rojo nos provoca la incapacidad de relajarnos, si el color es pálido puede ser debido a que haya algo de anemia.Si hay una capa que cubre la lengua se debe a una mala dieta o que el aparato digestivo no esté funcionando en condiciones.

El elemento Fuego da energía al lenguaje, por eso si el corazón funciona bien y circula bien la sangre, el habla es correcta, dice lo que quiere decir y expresa lo que quiere expresar.

Su emoción es la alegría o la tristeza. Cuando la alegría o la tristeza es excesiva sobre todo si no tenemos un motivo, nos puede crear un desequilibrio en el elemento Fuego.

El sonido es la risa, la risa verdadera la que nos sale del interior. Cada vez que reímos ponemos en marcha un montón de músculos del cuerpo, los huesos se estiran y se liberan diversas sustancias que oxigenan los tejidos y favorecen a nuestro sistema inmunológico. Si es forzada o falsa o tenemos tristeza nos hace perder energía.

Su sabor es el amargo, fortalece el corazón y el intestino delgado, sin que sea excesivo porque sino los dañaría. Un equilibrio es lo que hay que conseguir, porque lo poco es bueno pero lo mucho puede hacernos daño.

El color es el rojo que nos da vitalidad y energía. Sin ser excesivo o que nos cause repulsión, ya que si no habría un desequilibrio.

El líquido es el sudor. El sudor refleja la relación entre el líquido orgánico y la sangre. Cuando el corazón no  funciona bien hay una sudoración anormal, hay sudores espontáneos y sudores nocturnos. Si hay exceso de sudoración o escasa sudoración se espesa la sangre lo que hace que el corazón se dañe.

La estación es el verano. Este es caluroso todo brilla con la luz del sol. Es el momento de recargarnos de energía, de hacer ejercicio, es el momento que tenemos de descanso después de un todo un año. El calor nos causa, ganas de salir, de ir al campo, a la piscina, al mar... y las horas de luz nos dan alegría

En alimentación debemos tener en cuenta que es bueno el pimentón, estimulante, nos administra la energía y nos calienta el cuerpo, tiene contenido en vitamina C, ayuda a limpiar la sangre a través del sudor y de la orina. La raíz de jenjibre nos ayuda en la circulación y en el calor corporal. El ajo también nos ayuda a limpiar la sangre.

Hay que quererse a sí mismo para tener el corazón en buena forma, para que nos impulse y nos llene de vitalidad.

Haz tu reserva en el 91 007 10 46
SSP Estética Centro de Estética de las Tablas