Publicado: 28 de Julio de 2017

El 28 de julio de 1989 Dionisio Rodríguez Martín, más conocido como “El Dioni”, roba 298 millones de pesetas del furgón blindado que él mismo vigilaba. No contó con el glamour propio de un robo del siglo, pero la fechoría perpetrada se ha coronado como uno de los sucesos más famosos de la historia española reciente.

Bastantes años antes, El Dioni había entrado a trabajar en Candi S.A, donde llegó a ejercer de guardaespaldas de Miguel Durán, director general de ONCE; Alfonso Escámez, presidente del Banco Central; o Eugenio Marín, director general de Cepsa. Problemas personales con la empresa le degradaron a la custodia de blindados, lo que animó a El Dioni a llevar a cabo el robo.

Aprovechando una ausencia de sus compañeros, se fugó con el furgón hasta su coche, donde depositó las sacas y huyó a Brasil. En el país sudamericano cambió de imagen y se entregó al lujo. Fue detenido el 19 de septiembre de ese mismo año por la policía brasileña y extraditado a España al año siguiente. Salió de la cárcel en libertad condicional en mayo de 1995, con tres cuartas partes de la condena cumplidas y con una insolvencia declarada que le eximía de la obligación de pagar la indemnización de los 140 millones de pesetas "desaparecidos". Poco pudo disfrutar de lo robado pero haciendo gala de su cara dura y dando la sensación siempre de que no haber roto un plato, decidió aprovechar su popularidad, pues por las calles era saludado a veces como si se tratara de un héroe o un futbolista relevante, en fin, un personaje. Y abrió tres bares en el transcurso de un par de años.

Alguien debió sugerirle que tendría que explotar más eso que se llama "la imagen". Y entonces no se le ocurrió nada mejor que grabar un par de discos, sin tener ni la más mínima idea de cantar uno de ellos con el irónico título de “Todo sobre mi furgón”. Fue concursante en el programa de televisión Supervivientes que suele recurrir a personajes estrafalarios. Posteriormente tuvo ciertos problemas legales, se metió en un lío de tráfico de drogas, pasó por el "trullo" seis meses y volvió a aparecer implicado en una red de falsificación de dólares, Un tipo así no podía pasar inadvertido para Joaquín Sabina, quien en 1990 le dedicó una canción, "Con un par" .

Del botín sólo se recuperaron 175 millones de pesetas. En 1991 aparecieron nuevos datos de la investigación recabados por dos periodistas de Panorama y Diario 16, en la que se desvelaba que en el robo presuntamente habían participado Jesús Arrondo Martín(“Cocoliso”, un infiltrado en ETA); el argentino Jorge Medina Bringuier, conocido en los servicios de espionaje militar como “Patagón”; Miguel Ángel Dueñas (condenado en el mismo juicio que 'El Dioni'); Luis Miguel Cludaci Martínez y Celso Bravo Benavides (al que el ex vigilante acusa de haberse quedado con los 140 millones que aún no han aparecido).

Lo que en principio parecía un acto aislado de una sola persona, se empezó a convertir en una trama más complicada donde participaban personajes ciertamente más oscuros. El Dioni siempre se jactó de conocer y tratar con excesiva familiaridad a conocidos comisarios de Policía y entre sus mejores amigos siempre salían a relucir renombrados ultraderechistas, como el infiltrado en ETA Jesús Arrondo Martín, uno de los cinco cómplices con los que supuestamente perpetró el golpe al furgón blindado

Al final la verdad es lo que menos importa. El mundo prefiere tener un héroe que besar que enfrentarse a una escabrosa realidad.  

SSP Estética Centro de Estética de las Tablas.