Un día como hoy hace 24 años, concretamente, el 13 marzo 1983, sale a la venta el primer teléfono móvil del mundo, su precio, la nada desdeñable cifra de 3.995 dólares estadounidenses. Un año más tarde, en 1984, 300.000 usuarios habían comprado el terminal

Con casi toda seguridad, todos aquellos que lean este artículo tienen muy cerca un teléfono móvil. Se trata de un artículo tecnológico indispensable en nuestra sociedad, no sólo porque nos mantiene comunicados con otras personas, sino porque también es capaz de facilitarnos todo tipo de información útil en nuestro día a día. A pesar de su uso cotidiano, y la dependencia que tenemos del mismo, no todo el mundo tendría uno si fuera como el primer móvil que salió al mercado, el Dynatac 8000x quefue desarrollado en el año 1983 por Motorola. Pesaba 800 gramos y medía 33 por 4,5 por 8,9 centímetros. Aparte del peso y las medidas anteriormente citadas, el teléfono, necesitaba ser cargado 10 horas para tener autonomía y permitía hablar una hora. Para el desarrollo del Motorola Dyna TAC 8000X se invirtieron 15 años y 100 millones de dólares.

 La primera llamada se produjo en 1973, fecha en la que se patento el invento, y fue realizada por Martin Cooper, director de Motorola, que decidió llamar, desde una calle de Nueva York, al director de los Laboratorios Bell, su principal competidor para dar cuenta de la hazaña, lo que no fue capaz de imaginar, como reconocería años más tarde, era la popularidad que alcanzó su invento, “Sabíamos que aquel invento sería muy popular con el tiempo, pero no pensaba ver en mi vida que habría miles de millones de móviles”.

A pesar que la enciclopedia británica recoge como dueño de la patente del radioteléfono a George Sweigert en 1969, y a Martin Cooper de Motorola inventor del primer teléfono móvil funcional de uso público en 1973, la idea se remonta bastantes años atrás, y de hecho se reconoce que la invención y desarrollo del concepto de telefonía móvil a Nathan B. Stubblefield en 1902, y su patente en 1908.

Nathan era un humilde electricista autodidacta de Kentucky que en 1902 ideó un sistema de radiodifusión entre varios receptores que probó en una plaza de Murray, Kentucky. Su alcance era de 800 metros y necesitaba un mástil que servía de antena de  36 metros de alto y unas grandes bobinas con forma de rueda. La idea era comunicarse con un teléfono fijo, a través de campos magnéticos, pudiendo el emisor moverse de un lado a otro, y el sistema funcionó demostrando que podía comunicarse con varios receptores a pesar de estar cambiando de ubicación, esta fue la idea original del teléfono móvil.

Alentado por el éxito de su idea, patentó en 1908 una nueva versión mejorada con la idea de poder comunicarse con el movimiento de vehículos como barcos y diligencias.

Nathan Stubblefield desgraciadamente como muchos genios, murió olvidado y pobre sin saber el alcance de su idea.

El proyecto quedó aparcado hasta que en 1969 George Sweigert, crea el concepto de radiotelefonía, basado en las ideas de Nathan y a partir de aquí, la historia es conocida y la histeria por conseguir uno, que ha pasado en muchos casos de amar este invento, a desear en ocasiones estamparlo contra la pared.

Haz tu reserva en el 91 007 10 46
SSP Estética Centro de Estética de las Tablas

Publicado: 13 de Marzo de 2017