Llega julio, un mes que se caracteriza por ser el más caluroso y seco de todo el verano.

Primeramente conocido como Quintilis, debido a que este era el quinto mes, en el antiguo calendario romano, cuando el año comenzaba en marzo. Luego ya con el calendario Juliano fue renombrado en honor a Julio César, por ser este el mes de su nacimiento. Julius y Augustus no fueron aceptados rápidamente entre la población. Esto se puede notar en varios escritos Medievales donde Quintilis y Sextilis eran aun utilizados.

Julio cuenta con numerosos alimentos de temporada. Se trata del último mes para disfrutar de las judías verdes, mientras que es el momento perfecto para comer calabacines, calabazas, cebollas, pepinos o zanahorias. En cuanto a frutas, están en plena temporada los higos, paraguayos, peras, albaricoques, ciruelas, frambuesas, melocotones, melones o sandías.

La flor de julio es el nenúfar. El nenúfar es la flor acuática más popular y que florece en verano. También es un buen mes para sembrar acelgas, canónigos, chirivía, colinabo, hinojo, judías verdes, maíz, nabos, rabanitos, remolachas y zanahorias.

Julio, el mes de las Delta Acuáridas. Esta lluvia de estrellas es denominada Delta Acuáridas Sur y el cometa que origina esta lluvia de meteoros es 96p/Machholz 1, con actividad entre el 12 de julio y el 23 de agosto, dejando hermosas estelas en el cielo que pueden contemplarse incluso durante minutos.

En cualquier caso, el verano es una magnífica estación para ver estrellas fugaces en todo momento. La siguiente, la siempre esperada lluvia de las Perseidas.

Nuestro refranero nos recuerda como es julio, aunque viendo como ha sido junio esperamos que no se cumpla.

Julio caliente, quema al más valiente

SSP Estética Centro de Estética de las Tablas.