Publicado: 2 de Octubre de 2017

Un día como hoy, 2 de octubre,  de 1890 nacía Julius Henry Marx, más conocido como Groucho Marx, miembro principal de los hermanos Marx, junto a sus hermanos Gummo, Harpo y Chico. La formación fue variando hasta quedar sólo tres hermanos Marx: Groucho, Chico y Harpo.

“Groucho”, sobrenombre que en inglés significa “gruñón”. Sus cejas negras, gafas, bigote y puro en la boca, son sus señas de identidad reconocidas en todo el mundo.

Groucho Marx trabajó en radio, televisión, cine y escribió varios libros. A través de su personaje “Groucho” interpretaba un abogado astuto, ingenioso y dispuesto a todo por el dinero. Ataviado con esmóquin, tenía la costumbre de andar con una mano a la espalda, puro en la boca y su famoso mostacho, que decidió pintarse cuando comprobó que era mucho más sencillo que pegarse y despegarse, dolorosamente, una pieza postiza. Dicho personaje se caracterizaba por un humor cáustico, perspicaz, alocado y revolucionario, potenciado por las travesuras del mimo Harpo y la picaresca y slang italianizante del jugador compulsivo Chico. Entre todos hacían las delicias de su público, a quienes lograron conquistar y divertir por mucho tiempo.

Groucho debutó en el mundo del espectáculo a los 15 años como cantante solista. Pasado algún tiempo comenzó a actuar junto a sus hermanos en el vodevil. Los Cuatro Ruiseñores, vestidos con ropa usada y recorriendo los más selectos tugurios de la Costa Este. Allí, Groucho desarrolló sus dotes para la improvisación, pero no debido a razones artísticas, sino de supervivencia: cuando el número flojeaba, un buen chiste a tiempo era la única forma de que el público no les diese una paliza.

The cocoanuts, fue la obra, representada en Broadway, que le lanzó definitivamente al estrellato, tras ella transcurrió una fructífera carrera cinematográfica, en la que firmó contrato con estudios como la Paramount o Metro- Goldwyn-Meyer, rodando en el periodo entre 1929 y 1950, 13 películas, algunas auténticas joyas del cine cómico, siendo las de mayor éxito de taquilla Monkey business, 1931; Una noche en la ópera, 1935 y Un día en las carreras, 1937. Su última película juntos, Amor en conserva, 1950, es más conocida por ser una de las primeras apariciones en el cine de la bella Marilyn Monroe.

Tras la separación del grupo Groucho continuó trabajando en radio, televisión y cine, siendo el que más éxito cosechó, sobre todo gracias un concurso radiofónico titulado You Bet Your Life  (Apuéstate tu vida) que debido a su éxito pasó al medio televisivo, con el que se hizo realmente famoso en los Estados Unidos . Y su momento más popular (y polémico) tuvo lugar cuando el presentador conversaba con una mujer que había sido madre de 11 hijos. Cuando ella le dijo “Quiero mucho a mi marido”, Groucho replicó: “Señora, a mí me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca”.

Groucho no era una persona de trato fácil. Entre sus defectos personales se hallaban una tacañería contumaz (que se acentuó tras el crack bursátil de 1929), un insomnio frecuente, cuando lo sufría se pasaba la noche llamando a gente al azar para insultarla, una fuerte hipocondría y sobre todo una lengua venenosa que muchas veces jugaba en su contra. Sin ir más lejos, en una cena familiar, se dirigió a su segunda esposa, Ruth Johnson, preguntándole: “Cariño, ¿en qué cárcel me dijiste que te enseñaron a preparar esta sopa?”. La pareja acabó divorciándose poco después.

 Su enorme talento y su capacidad de improvisación nos han dejado multitud de frases que siguen siendo famosas en la actualidad.

 ·         Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.

·         Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota. Pero no se deje engañar. Es realmente un idiota.

·         Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro.

·         Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna.

·         Jamás olvido una cara, pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción.

·         La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

·         Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo.

 La verdadera vocación de Groucho era la de escribir. En cuanto su fama lo permitió comenzó a publicar libros, entre otros, dos libros de memorias: Groucho y yo y Memorias de un amante sarnoso

Groucho Marx falleció en 1977 siendo incinerado y cobijado bajo esa lápida en la cual, contrariamente a la creencia popular, no figura la frase “perdonen que no me levante”. Tampoco se le concedió su deseo póstumo de “ser enterrado encima de Marilyn”

Es considerado el cómico más influyente de todos los tiempos, su humor disparatado, mordaz e incluso cínico marcó a las generaciones posteriores de cómicos y dejó una imagen que ha perdurado en el tiempo y que es reconocible incluso en la época actual.

SSP Estética Centro de Estética de las Tablas.