Publicado: 3 de Mayo de 2017

Un día como hoy, 3 de mayo de 1808, se produjeron los fusilamientos del 3 de mayo, fue la chispa que desembocó en la Guerra de la Independencia española, este hecho fue retratado por Goya en su famoso cuadro “los fusilamientos del tres de mayo”.

Estos sucesos fueron consecuencia del levantamiento producido el día anterior, cuando una muchedumbre se congregó a las puertas del Palacio Real alertada por el inminente traslado del infante Francisco de Paula a Francia, al ver a los soldados franceses sacar al infante y a su hermana, la gente asalta el palacio al grito “¡Que nos los llevan!”.

El conflicto se extiende al resto de la ciudad, los madrileños que no disponían de armas se enfrentan a las tropas francesas, capitaneadas por Murat, con cualquier objeto que sirviera como arma, navajas, piedras, agujas de coser, incluso macetas arrojadas desde los balcones, el ejército español, tiene órdenes tajantes de colaborar con los franceses y no participar en los combates, en ese momento surgen las figuras de los capitanes Daoizy Velarde que ofrecieron resistencia en el Parque de Artillería de Monteleón, hasta allí había llegado Velarde para combatir a los franceses y después de ciertas reticencias iniciales por parte de Daoiz de apoyarle, se vuelve a sus veinte artilleros y alzando su voz les dijo: "¡Abrid las puertas. Las armas al pueblo! ¿No son nuestros hermanos?”.

Pese a todo, el gran número de soldados franceses que combatían hizo imposible la resistencia del pueblo de Madrid, y se produjo la masacre de todo aquel que se interpusiera en su camino, este hecho fue retratado por Goya en su cuadro “la Carga de los Mamelucos”, donde se representa a un grupo de milicianos franceses a caballo peleando contra el pueblo sublevado.

Después de sofocar la revuelta los franceses clamaban venganza, y entonces comenzó la cruel represión, esa noche se inició una implacable persecución de presuntos sublevados. Cualquiera que llevase una navaja, común entre los artesanos madrileños, era arrestado y condenado a muerte, sin previo juicio. Las ejecuciones  se realizaron a las cuatro de la mañana en Recoletos, Principie Pío, actual Plaza España, la Puerta del Sol, La Moncloa, el Paseo del Prado y la Puerta de Alcalá.

Los sucesos acaecidos en la montaña del Príncipe Pío inspiraron a Goya para pintar su célebre cuadro, donde se representan tres grupos, el primero, los que se encuentran a la espera de ser fusilados, el segundo, los que se preparan para la muerte a manos de los soldados franceses y por último los ya fusilados, y como figura principal la imagen de uno de los fusilados que viste camisa blanca, que presenta estigmas en las manos y que con los brazos en cruz muestra una clara asociación con la imagen de Cristo en la cruz.

Murat había acabado con los ímpetus revolucionarios de los españoles, realmente eso creía él, nada más lejos de la realidad, la tarde del 2 de mayo en Móstoles, ante las duras noticias traídas de la capital, los alcaldes del pueblo hacen un llamamiento a todos los españoles en el que instaban a empuñar las armas contra el invasor y auxiliar a la capital, fue el primer movimiento oficial de la Guerra de Independencia Española.

SSP Estética Centro de Estética de las Tablas.