La amigdalitis es una inflamación en las amígdalas, la cual es producida por diferentes gérmenes y virus que se encuentran presentes en el aire y que causan está molesta inflamación. Los síntomas de la amigdalitis generalmente causan dolor de cabeza, dolor al deglutir, dolor general en el cuerpo, pérdida del apetito y fiebre; síntomas que pueden ser tratados de mejor forma con remedios caseros para la amigdalitis, los que actúan de forma rápida y eficaz.

Los síntomas de la amigdalitis, pueden empeorar si no son tratados a tiempo o cuando las amígdalas se encuentran expuestas a infecciones que las inflaman mucho más, aumentando su tamaño y en el peor de los casos presentando puntos de pus.

Gel de aloe vera para combatir amigdalitis

Con el gel del aloe vera y el extracto de una naranja, se puede preparar un jugo natural para ser bebido cada mañana en ayunas, aliviando el dolor producido por las amígdalas inflamadas.

También se aconseja enjuagarse la boca y hacer gárgaras con una solución compuesta por cuatro cucharadas de jugo puro de aloe, un poco de miel y agua tibia.

El tratamiento es eficaz en la fase inicial de la infección.