Publicado: 13 de Junio de 2016

Continuamos desde SSP Estética con nuestras propuestas para llegar estupendas al verano y lucir un cuerpo 10.

Los 6 ejercicios que más calorías te ayudan a quemar

Si queremos quemar calorías pero no estamos acostumbrados al ejercicio físico es importante que empecemos poco a poco para evitar lesiones. Después podremos ir incrementando la intensidad y el tiempo

 El ejercicio físico es uno de los mejores hábitos que podemos adoptar para mantener un peso estable y una buena salud física y mental.

Este incrementa el gasto energético del organismo y se deshace de gran parte del exceso de calorías que, a menudo, son la causa del sobrepeso.

Por si fuera poco, contribuye a mantener en buen estado los músculos y las articulaciones haciéndolas cada vez más resistentes.

En la actualidad existen muchos tipos de entrenamientos y rutinas que permiten practicarlo cada día sin que sea una actividad exclusiva de los gimnasios.

De hecho, existen muchos tipos de ejercicios que se pueden hacer en la comodidad de la casa o lugares más agradables como los parques.

En esta ocasión hemos querido recopilar los 6 que más calorías te pueden ayudar a quemar. ¡Anímate a practicarlos!

1. Subir y bajar escaleras

Subir y bajar escaleras a modo de ejercicio te puede ayudar a quemar entre 300 y 500 kilocalorías, dependiendo del tiempo que lo realices.

Por supuesto vale utilizarlas en el trabajo en lugar del ascensor, aunque lo idóneo es adoptarlo como una parte del entrenamiento..

Al realizarlo es muy importante tener cuidado con la forma de poner el pie en el suelo, ya que una fuerte presión puede afectar la articulación de la rodilla.

Si eres una persona sedentaria tendrás que empezar suavemente, unos pocos minutos, pues tratar de hacerlo en exceso puede resultar perjudicial.

2. Correr

Correr a una velocidad más o menos rápida y sin parar ayuda a quemar entre 325 y 450 calorías (si recorriéramos 1,6 km en ocho minutos).

Se trata de un ejercicio cardiorrespiratorio muy completo que acelera el metabolismo, fortalece las piernas y mejora el rendimiento físico.

Como en el caso anterior, se debe procurar controlar la postura de las piernas para evitar posibles lesiones.

Se puede empezar con 8 o 10 minutos, e ir incrementándolo conforme se adquiere resistencia.

3. Sentadillas

La mayor parte de las rutinas de entrenamiento profesional incluyen varias sesiones de sentadillas por los beneficios que le aporta al cuerpo.

Estas no solo contribuyen a quemar más grasa, sino que fortalecen los músculos de los glúteos, las piernas y el abdomen.

Existen varias formas de realizarlas y variar su intensidad. Por ejemplo, al movimiento clásico se le puede añadir el peso de unas mancuernas para hacerlo más efectivo.

También se pueden hacer a modo de estocadas con saltos o sosteniendo barras de peso profesionales.

Eso sí, todas deben hacerse de forma moderada y siempre procurando mantener una postura correcta.

Para quemar unas 80 calorías se recomiendan 8 series de 20 repeticiones, con descansos de 45 segundos.

4. Saltar la cuerda

La actividad de saltar la cuerda hace mucho que dejó de ser un simple juego de niños. Este ejercicio es un excelente aliado para perder peso corporal porque aumenta el gasto energético y reduce medidas de forma eficaz.

Haciendo de 100 a 200 repeticiones se queman alrededor de 13 calorías, según la velocidad con la que se realicen.

Con este movimiento se trabajan más grupos musculares que al correr y sirve para potenciar el equilibrio, la coordinación y la concentración.

5. Montar en bicicleta

Ya sea en una bicicleta estática o en la clásica, se trata de un ejercicio muy bueno para la salud cardiovascular y el fortalecimiento de varios de los grupos musculares del cuerpo.

Hacerlo de forma intensa durante 45 o 60 minutos puede ayudar a perder alrededor de 300 o 400 calorías.

Además, sirve para tonificar partes del cuerpo como:

·         Las piernas.

·         Los glúteos.

·         El abdomen.

·         Los brazos.

·         La parte baja de la espalda.

6. Bailar

Muy pocos se imaginan que una actividad tan placentera como bailar también sea una forma efectiva de trabajar el cuerpo y reducir medidas. Según su intensidad y ritmo, contribuye a perder entre 180 y 200 calorías por sesión.

Ritmos agitados como el swing, el merengue y la salsa sirven para una sesión de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada.

También es bueno experimentar varias mezclas de ritmos en prácticas como la zumba.

Con este se fortalecen las piernas, se trabajan los glúteos y también se quema grasa abdominal. Sirve también para desarrollar flexibilidad, resistencia y coordinación.

Si cualquiera de estas actividades te causa dudas, consulta con tu médico o un entrenador de confianza para estar segura que son apropiadas para ti.

Recuerda que si no estás acostumbrada, lo más conveniente es empezar despacio hasta adquirir suficiente resistencia física.

 http://mejorconsalud.com/