Este mes de Noviembre se lo vamos a dedicar al ALOE VERA, esta planta que ahora está tan de moda, pero que es conocida y utilizada desde el año 2000 A.C.

Puede considerarse como la reina indiscutible de las plantas medicinales. Posee unas propiedades excepcionales. Crece entre climas cálidos y secos, y pertenece a la familia de las liliáceas, al igual que el lirio, el ajo y el tulipán. Existen 250 variedades de aloe, si bien es el Aloe Barbadensis Miller o Aloe Vera, la planta que por su peculiar composición bioquímica, ha resultado de más utilidad para el hombre.

Las hojas de aloe son gruesas y carnosas. Su tamaño puede oscilar entre 20 y 60 cm. dependiendo del terrero y de su exposición a la luz.

Del aloe se utiliza tanto la sustancia gelatinosa (gel), como el zumo amargo y amarillento. El gel se usa básicamente para curar quemaduras y pequeños cortes, ya que facilita la cicatrización y ayuda a prevenir infecciones y el zumo es conocido desde la antigüedad por sus potentes efectos laxantes.

El aloe se compone básicamente de tres grandes grupos de sustancias : los polisacáridos (azucares complejos presentes en el gel interior de la hoja), las antiquinonas (presentes en la corteza) y sustancias nutritivas de varias clases, tales como aminoácidos, vitaminas, sales minerales, acido orgánicos, fosfolípidos, enzimas, saponinas y ligninas.

Si quieres más información no dudes contactar con nosotros, el tema es muy amplio y no podemos explicarlo todo.

Haz tu reserva en el 91 007 10 46
SSP Estética Centro de Estética de las Tablas