Hoy hablaremos de LA ROSA MOSQUETA.

Aceites importantes como el de Lavanda o Árbol del Té, suelen tener cientos de años de historia. Sin embargo, parece mentira que otro tan valioso como el de Rosa Mosqueta comience su verdadera historia en el siglo XX, cuando se descubrieron sus propiedades.

Es originaria de Europa del Este donde, durante todo el tiempo anterior, fue considerada una simple rosa salvaje cuya mayor función era la de servir a la nobleza como barrera contra intrusos gracias a sus largas espinas.

Ya en el siglo XVI llegó a América con la colonización, más específicamente en Argentina y Chile, donde, gracias a su clima frío, luminoso y la abundante lluvia, proliferó notablemente desde la costa hasta los Andes a más de 2000 metros de altura.

Como decía, fue en el siglo XX, alrededor de los años 70, cuando criadores de animales de Chile se fijaron en la sana piel y abundante cantidad de cabello de los animales que se alimentaban de esta planta, lo que dio lugar a las investigaciones que han hecho de ella uno de los aceites más importantes.

La Rosa Mosqueta es un aceite, rico en ácidos grasos que acelera el ritmo de regeneración y reparación de las células. Es el regenerador de la piel más potente que se conoce.  Es rico en vitamina C, con un 80 % de acidos grasos polinsaturados, contiene Ácido Transretinóico.

Tiene un sin fin de propiedades, algunas de ellas son :

- Estimula la producción de colágeno y elastina.
- Atenúa las cicatrices de cualquier etiología.
- Hidrata en profundidad.
- Combate el envejecimiento.
- Previene el cáncer cutáneo.
- Mejora la circulación sanguínea.
- Tiene propiedades antiinflamatorias.
- Es energizante (proporciona energía a las células).
- Potente antiarrugas.
- Antioxidante.
- Descongestivo.
- Nutritivo.
- Reafirmante.

Es usado en tratamientos dermatológicos (quemaduras, queratinosis, acné, melasma, cloasma, psoriasis, cicatrices, para la producción de melanina y defensas), gracias a su contenido de retinol y vitamina A ácida, una variedad muy activa de la vitamina A.

Elimina los defectos de la piel en profundidad, no superficialmente, aportando elementos indispensables para la piel, regenerándola e hidratándola.

Es usado también para tratar la sequedad el cuero cabelludo. Basta aplicarlo en las raíces y dejarlo actuar durante un par de horas antes de lavar el cabello. Los resultados son inmediatos.

La aplicación de rosa mosqueta para tratar las estrías, es sorprendente.

Ya os contaremos que son y porque se producen LAS ESTRIAS, tanto en hombre como en mujeres, afecta a más del 50 % de las embarazadas y a numerosas mujeres adolescentes o en la época de menopausia.

En SSP ESTETICA, prevenimos y tratamos las estrías con cosmetología y nuestra aparatología de última generación. Consúltanos.