Desde tiempos inmemoriales,  el hombre ha sentido una atracción particular por las piedras, sintiendo su poder, en la mayoría de los casos benéfico, y ha transmitido por tradición este conocimiento hasta nuestros días.

Las tradiciones más antiguas y las investigaciones actuales coinciden en que el hombre es un receptor y transmisor de energía al igual que los cristales. Por lo tanto podemos encontrar en sus diversas variedades las cualidades que vibran en sintonía con nuestros cuerpos.

Existe una innumerable cantidad de piedras preciosas y semipreciosas, que se llevan extrayendo desde hace miles de años por todo el planeta. Su infinita variedad de colores y formas vienen dadas por el proceso de cristalización.

En este artículo y posteriores te mostraremos las propiedades curativas y espirituales que corresponden a cada piedra.

ACTINOLITA.- Como piedra curativa se utiliza desde la antigüedad para aliviar la epilepsia y las convulsiones. 

El poder de esta piedra ayuda en las meditaciones, colocándola en el entrecejo. Se la conoce como la piedra de la sinceridad y se emplea para sellar lazos de amistad

Afinidad con los signos del zodiaco: Tauro, Leo, Virgo, Libra y Piscis.

Sus colores: blanco, verdoso, verde, azul-verde, violeta, rojo y pardo rojizo.

AGUAMARINA.- Es una variedad azulada transparente del berilio y es considerada signo de pureza y fidelidad ya desde la Edad Media.

El aguamarina refuerza el campo magnético y trae buena suerte. Aporta felicidad y bienestar a quien la lleva, se dice que provoca la sonrisa y la alegría de las personas que la llevan. 

A nivel curativo se usa en alergias e irritaciones. Fortalece la tiroides, hígado y riñones.

Afinidad con signos del zodiaco.- Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, virgo, Libra, Acuario y Piscis.

ÁMBAR.-. Muchos relacionan el ámbar con una piedra preciosa, pero la verdad es que es de origen vegetal: proviene de la resina fosilizada de los árboles, principalmente del pino. La hay de diversos colores, amarillentos, anaranjados, rojizos e incluso verde oscuro, que es el más escaso.

Ayuda a aclarar y despejar la mente, estimulando el intelecto. Es un gran antidepresivo, ya que mantiene un estado mental positivo. Permite ordenar la mente y liberarla de pensamientos destructivos

Las propiedades curativas, energizantes, estimulantes y revitalizantes también se aprecian al usar productos cosméticos que contengan ámbar. Actúa como un antioxidante que oxigena y descongestiona la piel, al mismo tiempo que la ilumina.

Fuentes:

Salonesoterico