Publicado: 24 de Marzo de 2017

Un día como hoy, 24 de marzo de 1930, nace Terrence Steve McQueen estrella del cine de los años 60 y 70, apodado "The King of Cool". En el recuerdo siempre quedarán grandes películas como "La gran evasión", "Bullit", "La huída", "El coloso en llamas", "Papillon", "Los siete magníficos" y otras muchas.

Hijo de una prostituta alcohólica, abandonado por su padre antes de nacer y dejado de lado por su madre, por lo que creció casi como un huérfano hasta que llegó a la adolescencia.

Muy rebelde en su niñez, fue enviado a un internado del que terminó escapándose. En su adolescencia, Steve intentó ganarse la vida ocupando diferentes puestos de trabajo como leñador o marino. A los 17 años decidió unirse al ejército (su padre había sido aviador) y se alistó a la Marina. Cuando tenía 20 años se dio cuenta de que ser marine no era lo suyo y volvió a deambular por diferentes oficios.

Trabajó de camarero y estibador, entre otras faenas, hasta que descubrió su afición por la interpretación al unirse en Nueva York al Neighborhood Playhouse. Tenía 22 años cuando se matriculó en la escuela y 25 cuando debutó en Broadway gracias a la sustitución de Ben Gazzara en la obra teatral “Hatful Of Rain”. En esa época perfeccionó sus habilidades ante las cámaras acudiendo al Actors Studio de Lee Strasberg.

Su infancia y adolescencia le marcó y se reflejó en su vida profesional y personal, A pesar de su aparente aplomo, de ser un tipo duro en pantalla, con una seguridad pasmosa en sus diferentes papeles, hacía hasta lo imposible para no ser menos que algunos colegas con los que compartía cartel, como con Paul Newman en "El coloso en llamas", en 1974. En ese caso insistió en tener 12 líneas más de diálogo para equipararse con el actor con el que debutó en "Marcado por el odio" en 1956, además de pedir que la última secuencia de la película fuera para él y que la visera de su casco de bomberos fuera recortada para que se vieran bien sus ojos y no bajo una sombra. Le dijeron que si cambiaban el suyo se verían obligados a cambiarlos todos. "Pues háganlo entonces", les dijo.

Con delirios de grandeza, rechazo también trabajar con Steven Spielberg en "Encuentros en la tercera fase" por pedir demasiado dinero, un actor con fama de carácter imposible que tuvo muchos problemas psicológicos.

Como ya hemos dicho anteriormente debuta en el mundo del cine en la película “Marcado por el Odio” en 1956 con un papel muy breve, posteriormente participa en la serie televisiva “Wanted: Dead Or Alive”, que le proporcionó bastante popularidad.

Los años 60, son los años que le encumbran al estrellato con películas como “Los Siete Magnificos”, “La Gran Evasión”, película que le convirtió en estrella, El Yang-tsé en llamas, por ella fue nominado al Oscar, “Bullit” y “El caso de Thomas Crown”.

En los 70 combina papeles en películas de acción, como “Le Mans” o “La Huida”, donde inicio un romance con la que sería su segunda esposa Ali MacGraw, con papeles de carácter, como “Papillon”, demostrando su calidad como actor, otras películas de esta época son “El rey del juego” y “El coloso en llamas”, una de las mejores películas de catástrofes.

Steve McQueen representó como nadie al "antihéroe" siempre buscó las emociones fuertes en su vida profesional y personal. Gran aficionado a las carreras de coches (estuvo cerca de ser piloto profesional), aprovechaba cada ocasión que se le presentaba para conducir él mismo los vehículos en las escenas de sus películas en las que había persecuciones de motocicletas o automóviles. y también a las artes marciales (su profesor fue el mismísimo Bruce Lee),

Estuvo en la famosa lista negra de la secta del asesino Charles Manson “La familia”. Junto con otros como Liz Taylor, Frank Sinatra, Richard Burton y Tom Jones.

Steve McQueen murió de cáncer de pulmón a la temprana edad de 50 años. Se cree que su enfermedad pudo estar relacionada con el amianto, debido a la manipulación de este material cuando estaba en la Marina, se utilizaba como aislante de los motores y en los cascos, a todo lo anterior hay que unirle su tabaquismo, se dice que fumaba cuatro cajetillas diarias.

SSP Estética Centro de Estética de las Tablas