Publicado: 26 de Septiembre de 2017

Un día como hoy, el 26 de septiembre de 2008, fallecía Paul Leonard Newman, conocido artísticamente como Paul Newman, con él desaparecían los ojos azules más famosos de Hollywood, sex symbol junto a Robert Redford y Marlon Brando en los 60, no solo fue una cara bonita.

Actor, director, productor, amante de los deportes, en particular de los coches y la velocidad, llegando a quedar segundo en el circuito de Le Mans en 1979, comprometido con los asuntos sociales, y a pesar de ser uno de los grandes galanes de la historia del cine, su vida no estuvo salpicada por los escándalos, permaneciendo casado con la actriz Joanne Woodward, desde 1958.

Paul Newman nació el 26 de enero de 1925, en el seno de una familia acomodada que se dedicaba al comercio de productos deportivos. Ingresó en 1951 en la Escuela de Interpretación de Yale y posteriormente en el famoso Actors Studio, donde fue perfeccionando sus aptitudes interpretativas.

En 1954 se estrenó en el cine actuando en “El cáliz de plata”, de Víctor Saville, que fue descrita por el propio Newman como «la peor película de la década». Su primer éxito le llegó con la película “Marcado por el odio” (1956), en la que encarnó al boxeador Rocky Graziano. A partir de entonces, su fama empezó a crecer como la espuma hasta convertirse en una de las estrellas más importantes en la historia del séptimo arte.

Su carrera ha estado plagada de premios entre los que figuran un Oscar Honorífico en 1985, otro al mejor actor por El color el dinero en 1986 y el Premio Humanitario Jean Hersholt, también de la Academia de Hollywood, en 1993, además de haber sido candidato a la preciada estatuilla en múltiples ocasiones. Es junto a Katherine Hepburn, Laurence Olivier, Jack Nicholson, Michael Caine y Meryl Streep, uno de los intérpretes en estar nominado al Oscar en alguna categoría interpretativa en cinco décadas diferentes.

Como actor participó en más de 55 películas entre las que destacan 'Marcado por el odio' (1956), 'El zurdo' (1958), 'La gata sobre el tejado de zinc' (1958), El largo y cálido verano' (1958), 'El buscavidas' (1961), 'Harper, detective privado' (1966), 'Cortina rasgada' (1966), 'La leyenda del indomable' (1967), 'Dos hombres y un destino' (1969),  'El Golpe' (1973). 'El coloso en llamas' (1974), 'Distrito apache: El Bronx' (1981), 'El color del dinero' (1986), por la que recibiría un Oscar, 'Esperando a Mr. Bridge' (1990), entre otras.

Como director rodó un corto y 6 largometrajes, destacando el film "Raquel, Raquel" (1968), donde dirigió a su esposa Joanne Woodward y por el que obtuvo una nominación a los premios Oscar en la categoría Mejor película.

Además de su reconocida carrera artística, Paul Newman destacó por su actividad política y social. El actor impulsó en memoria de su hijo, fallecido de sobredosis, la Fundación Scott Newman, destinada a proteger a las víctimas de la droga; formó parte de la Alianza para la Defensa del Medio Ambiente; en 1978 representó ante la ONU a su país en la Conferencia para el Desarme; y en 1990 fue nombrado 'Padre del año' por UNICEF y propuesto por el congresista demócrata de Connecticut Benjamin de Zino como candidato a gobernador de ese estado.

Fundó la empresa Newman's Own, dedicada a la fabricación de productos alimenticios, desde salsas para pasta hasta galletas, pizzas o comida para perros. Todos los beneficios de la compañía se destinan a financiar obras de caridad, sobre todo, relacionadas con los niños. Una de ellas son los campamentos de verano para niños con enfermedades graves, donde utilizan la diversión y la sonrisa como medicina: The Hole in the Wall Gang Camp. Después de la muerte de Newman, la compañía continúa con su actividad.

El 25 de mayo de 2007 Paul Newman anuncia su retirada definitiva del mundo del cine, la última película en la que apareció el actor fue en 'Camino a la perdición', en 2002 y en 2006, le puso voz a uno de los coches protagonistas de la película de dibujos animados 'Cars'. También comunica su decisión de pasar sus últimos meses junto a su familia y amigos íntimos, hasta su fallecimiento, ocurrido en su residencia de en New Haven, Connecticut.

Ese día nos dejó una de las grandes leyendas del cine, inteligente y de un excepcional atractivo físico, durante muchos años su sólo nombre bastó para llenar las salas de cine.

SSP Estética Centro de Estética de las Tablas.